Publicado el:

El momento de adquirir un vehículo con uso puede ser una experiencia abrumadora. Es por esto, que hay que tener en cuenta varios factores a la hora de realizar la compra.

En primera instancia, te recomendamos que no te guíes sólo por las fotos. Trata de verlo durante el día, ya que, de noche, con poca luz, se pueden perder muchos detalles.

Asimismo, es importante que si acordás una cita, sea en un lugar público y seguro. Y si tenés un mecánico de confianza, un amigo o un familiar que sepa de autos, pedile que te acompañe y te ayude.

También, es esencial probar el vehículo a diferentes velocidades y ver cómo responde en cada una, qué ruidos hace, cómo frena y cómo se siente el andar.

En tanto, a continuación, te brindaremos algunas indicaciones generales sobre cómo revisar el estado físico de un automóvil antes de obtenerlo, ya sea en una agencia o a un particular. Estos son los Tips para comprar un usado:

  1. Revisa los neumáticos y la rueda de auxilio. El desgaste debe ser el mismo en las cuatro cubiertas.
  2. Presta atención a la pintura del auto y cualquier área oxidada, hendiduras o ralladuras.Mira los lados desde la parte frontal hasta la posterior para detectar irregularidades que indiquen trabajos anteriores de pintura.
  3. Nunca compres un auto con el chasis dañado.Examina el soporte que conecta los guardabarros frontales y que sostiene la parte superior del radiador. No debe estar soldado en ninguno de los lados, debe estar atornillado.
  4. Verifica que las puertas y ventanillas abran y cierren correctamente.tips12
  5. Verifica el estado de las luces y todas las funciones normales del auto cuando no está en movimiento.Esto incluye cualquier sensor de estacionamiento, cámara trasera de estacionamiento, etc.
  6. En el interior, fijate el estado del tapizado y del tablero y probá el equipo de audio, el aire acondicionado y la calefacción.
  7. Revisa el odómetro del auto para verificar el kilometraje.Esto es importante, ya que indica la edad del auto. Un conductor promedio conduce entre 16 a 24 mil km al año (10 mil a 15 mil millas).tips2
  8. Si es posible, trata de mirar debajo del auto de forma segura e inspecciona el sistema de escape con tu dedo. La suciedad con grasa revela la presencia de un problema significativo. Enciende el auto, si echa vapor blanco, también es una mala señal.
  9. Observá si debajo del capó del auto hay hendiduras, daños u óxido. Cada guardabarros debe contar con una calcomanía justo en la parte interior en donde se une el capó. Esta debe tener el número de identificación del vehículo (VIN). Si no cuenta con ese número, el guardabarros fue reemplazado.tips3
  10. Revisa las mangueras y las correas.No deben tener fisuras ni ser viejas ya que pueden quebrarse, y las mangueras del radiador no deben ser suaves. Generalmente se cambian cada 60 mil kilómetros.tips4
  11. Inspecciona si el motor presenta algún tipo de fuga o corrosión.Revisa si en el bloque del motor hay manchas de aceite de color marrón oscuro. Esto indica la presencia de una fuga en una junta y podría provocar una reparación costosa en el futuro. Revisa también el líquido de los frenos.tips5

Una vez realizada la supervisión de estos puntos, sólo resta pedir toda la documentación del vehículo para cerrar lo operación.

  • Título de propiedad y cédula de identificación.
  • Libre deuda de multas y patentes.
  • El número de motor y la verificación policial
  • La confirmación de que no tenga ninguna prenda o embargo.
  • Informe de dominio.
  • Si es posible, hace chequear el motor en una Planta de Verificación habilitada.
  • Recordá que el formulario 08 también debe estar firmado por el cónyugue si el propietario es casado.

Por Dani Corfield

Publicado por: Ariel Ben, en: Noticias de Autos