Publicado el:

El dueño de uno de los modelos utilizados en la saga original lo puso en subasta. El DB5 es uno de los pocos que quedan con los gadgets originales.

Algunos días atrás te comentábamos que uno de los autos más conocidos de la pantalla grande salía a la venta. El batimovil que usó Adam West en la tira de Batman fue subastado en US$ 4,6 millones. Ahora nos enteramos que le toca el turno al segundo auto más recordado del cine (si hay alguien que hacía gala de su vehículo en la pantalla era él), uno de los Aston Martin de James Bond.

El vehículo de la clásica automotriz británica es un DB5 y tiene la particularidad de ser uno de los pocos autos customizados con algunos de los gadgets que el propio Bond utilizó en los largometrajes, y por los cuales se hizo conocido.

El Aston Martin del 1965 que se subasta cuenta con 13 gadgets, como un cambiador de chapa patente, un dispositivo para dejar manchas de aceite en la ruta, una ametralladora en el frente y parabrisas antibalas.

Según comentan los vendedores, este modelo particular no fue usado en ninguno de los filmes de James Bond. Este Aston Martin fue customizado por los productores del film para promocionar la saga y, si bien no hizo carrera en la pantalla grande, es lo más parecido a lo que se ve en las cintas protagonizadas por Sean Connery.

Esta edición especial está cotizada en US$ 4,69 millones. Un precio único para un auto que no tiene comparación. ¿Lo pagarías si el dinero no fuera inconveniente? Contanos.


Publicado por: admin, en: Noticias de autos