Publicado el:

Para el motociclista pensar en seguridad es entender que el casco es el elemento más importante. Las estadísticas indican que el 20% de los accidentes de motos, el casco sale despedido porque la talla o sujeción no son las correctas. En este sentido, cabe destacar que las lesiones en la cabeza son la principal causa de muerte. Con el casco adecuado, estas lesiones se reducen en un 69% y la mortalidad en un 42%.

Seguridad mental 1


Foto – Fuente: http://www.lapatria.com/

La elección de un casco y su correcta utilización es vital cuando se piensa en seguridad. Existen diversos modelos de cascos, pero se pueden dividir en los integrales que son de una pieza, y los rebatibles o modulares que son aquellos donde el mentonera puede subir y el casco tipo Jet deja la cara al aire libre. El más recomendado por todos los especialistas es el integral ya que se puede caer de cara al asfalto y este modelo es el único preparado para proteger la cara y mandíbula. En cuanto al rebatible, la posibilidad de llevarlo abierto implica que la mentonera tiene menor resistencia ante un accidente fuerte; así como se va produciendo un desgaste natural en el mecanismo de encastre que lleva a “hacer juego” a esta área clave de protección. Por último, el modelo Jet no ofrece ninguna protección en este sentido.

Seguridad mental 2

Foto – Fuente: http://emssolutionsint.blogspot.com.ar/

Al momento de elegir un casco, hay que tener presente tres cuestiones fundamentales. La primera es que debe quedar justo, no tan apretado que llegue a provocar un dolor de orejas. Es importante que el casco no este suelto ya que un viento fuerte podría correrlo de lugar y tapar la visión o, en caso de accidente, provocar un traumatismo mayor por haber perdido su posición. En este sentido, lo recomendable es que apriete sobre los pómulos ya que el uso deforma esa parte y se amolda a la cara de su dueño. En segundo lugar, al momento de probarse un casco hay que tenerlo puesto al menos 15 minutos, solo así puede determinarse si es el correcto. Por otro lado, si el conductor utiliza lentes para manejar es importante que lo pruebe con ellos para no sentirlo incomodo y evitar algún roce que se pueda producir. Por último, la calidad de los materiales y construcción del casco es de gran relevancia. Frecuentemente, el dinero que cuesta un casco de excelente calidad guarda relación con en la seguridad propia del conductor.-

Publicado por: DeMotores, en: Noticias de Autos