Publicado el:

Todas las personas que desde el 29 de agosto quieran sacar el registro de conducir en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se encontrarán con que la prueba práctica ahora tiene dos maniobras más.

Se trata de la retención de embrague en subida y control del vehículo en bajada y rotonda. Estas se suman a las clásicas marcha atrás, zig zag, cambio de marcha, estacionamiento y cruce de vía.

Otra de las novedades es que cada aspirante tendrá en el auto dos cámaras. Una desde el interior para observar el comportamiento del evaluado y el instructor con el fin de transparentar el proceso (no cuenta con micrófonos) y otra desde afuera para observar a cuánta distancia estacionó del cordón, entre otros detalles.

Estas nuevas exigencias se suman a las que se implementaron en el examen teórico en junio pasado, el cual pasó de 750 preguntas a 1866, siempre respetando el formato “multiple choice” y con un límite de tiempo de 45 minutos.

Publicado por: Lucas Amestoy, en: Noticias de Autos