Publicado el:

Manejo de nocheNo son pocos los conductores que prefieren manejar de noche. Los motivos, son variados: porque no hace tanto calor, hay menos tráfico, o porque los chicos viajan durmiendo.

Hay que admitir que son buenos motivos, pero tenés que conocer ciertos datos que son de sumo interés para tu seguridad y la el resto del tránsito. Así que te dejamos algunos consejos y tips para viajar seguro en ruta de noche

Según un estudio de CESVI, entre las 12 de la noche y las 6 de la mañana se triplican las chances de sufrir un siniestro vial.

Por ejemplo, si bien el adelantamiento a un vehículo es siempre riesgoso, de noche lo es más. Es que con las luces bajas encendidas (algo que siempre hay que tener prendido, ya sea de noche o de día), la visión del conductor es de 30 a 35 metros, y solo hacia adelante. Es decir que el campo visual periférico se ve claramente perjudicado, lo cual nos impide calcular distancias de la manera correcta. Algo que de día, no sucede.

Además, de noche aumenta el riesgo de que te agarre sueño mientras manejás. La tranquilidad de la ruta, del habitáculo y la hora, hacen que comiences a sentirte relajado. Es por eso que es bueno que evites comidas pesadas, y tomes agua de manera constante para evitar la deshidratación, que muchas veces lleva a tener sueño.

Por último, ante un encandilamiento, es bueno que apartes la vista levemente del camino o buscar una línea lateral para que el auto siempre circule derecho mientras pasa el auto que nos impide tener una óptima visión.

Publicado por: Lucas Amestoy, en: Educación vial