Publicado el:

Debemos saber que existen leyes con beneficios para todos aquellos individuos que se les dificulte o estén impedidos de usar el transporte público.

Tal es el caso de la ley 19.279, modificada por las leyes 22.499 y 24.183, la cual permite que una persona con discapacidad pueda solicitar el beneficio para comprar y mantener un vehículo 0 km estándar.

Se trata de un trámite gratuito que habilita la adquisición de un automóvil nacional sin pagar el IVA o, en el caso de uno importado, sin abonar derecho de importación, tasas de estadística por servicio portuario, impuestos internos y valor agregado.

Para tramitar dicha franquicia hay que dirigirse a la sede del Servicio Nacional de Rehabilitación más cercana y allí presentar la siguiente información:

1- Original o copia certificada de la factura proforma (firmada y sellada por la concesionaria) de un automotor standard y el de menor precio dentro de su modelo (acompañado por el folleto comercial).

2- Certificado de capacidad económica que otorga la AFIP.

3- Solicitud de franquicia.

4- Certificado médico original con una antigüedad no mayor a seis meses. El denominado Certificado de Discapacidad no es requisito para obtener la franquicia ya que la evaluación médica del interesado la realizará una Junta Médica especialmente constituida para este trámite.

5- Copia certificada del DNI del solicitante con domicilio real actualizado.

6- Si la persona con alguna discapacidad maneja el vehículo, deberá presentar copia certificada del registro de conducir.

  • Si no conduce: copia certificada del carnet vigente de un familiar conviviente (con documentación que acredite el vínculo y copia certificada de su DNI).
  • Si es un menor de edad: copia certificada del registro de conductor de ambos padres, en caso de que ellos vayan a conducir.
  • Todas las presentaciones realizadas en fotocopia deberán estar certificadas por autoridad competente, ya sea un escribano, juez de paz, autoridad policial.

Es importante saber que esta franquicia no se aplica para vehículos usados.

En tanto, se concede únicamente para uso personal del beneficiario, a fin de que ejerza su profesión, realice estudios y otras actividades que favorezcan su integración laboral, educacional, social, de salud y recreativa.

También pueden solicitar esta exención las instituciones sin fines de lucro u organismos estatales que transporten personas con discapacidad.

Aquí dejamos algunos datos y links útiles para facilitarte el trámite:

  • Certificado de discapacidad en el Servicio Nacional de Rehabilitación: teléfonos 4783-8144/9077/ 4354 o en snr.gob.ar


Por: Dani Corfield

Publicado por: Ariel Ben, en: Tramites